Body positive y la sexualidad en personas con diversidad funcional.

El body positive, la positividad corporal, es un movimiento cultural que comienza a tomar importancia en la comunidad hispana en 2007 gracias a revistas como Belleza XL, una de la primeras en el mundo destinada a difundir y apreciar al público plus size o talla grande. 

Se puede definir el body positive cómo la visualización de todo aquello que por ética y falsa moral se ha ocultado a la sociedad. Orientación sexual, sobrepeso, estrías, celulitis, acné e incluso enfermedades, discapacidades físicas y mentales o mutilaciones corporales. 

El tema que abordamos hoy es el de las necesidades sexo afectivas de personas con discapacidad mental y/o física. Desde Secretos de Ishtar defendemos la sexualidad libre de todo prejuicio y tabúes. Creemos firmemente en que todos los seres humanos tienen el derecho de  experimentar placer y tener sexo .

Al hablar de personas discapacitadas o con diversidad funcional, nos referimos a aquellas que, en cierto grado, no les es posible desarrollar actividades o les cuesta un poco más debido a una condición física o mental.  Pero que bajo ningún modo es un impedimento para recibir y dar afecto y, por qué no, disfrutar de la sexualidad, tanto personal como compartida.

Lamentablemente, al querer hacerlo se enfrentan a dos grandes tabúes: el propio de la discapacidad y el de la sociedad. Desde nuestro punto de vista la gravedad reside en la “discapacidad social” y no en la condición. La condena social es la que realmente hace que esas personas sean se sientan y sean percibidas realmente como discapacitadas y no se tengan en cuenta ya que no siguen los patrones socio políticos absurdamente establecidos por una sociedad hipócrita de falsa moral. 

Este colectivo social no está representado cultural ni sexualmente. Culturalmente no se les da visibilidad en representaciones artísticas (danza, teatro, música, arte etc). Sexualmente hablando, en muchos casos no les es posible cumplir con la función básica del ser humano, la reproducción, ya sea por complicaciones físicas o por la falta de parejas sexoafectivas por culpa de ideas o miedos sociales.

Entonces, ¿Qué pasa con su exploración sexual? ¿Sienten deseo? ¿Están predispuestos a tener relaciones sexuales? ¿Es normal que exista fetichismo con gente minusválida? ¿Hay personas fuera de este espectro que los busca o solo se relacionan entre sí?

En España no hay leyes ni organismos que ofrezcan y regulen la Asistencia Sexual a Discapacitados. Suiza es el único país de Europa en donde está legalizada y regularizada. En España, Catalunya fué la pionera en hablar de este tema gracias a la señora Silvina Peirano fundadora de Sex Asistent. La presidenta de Aspaym (Asociación de Lesionados Medulares Y Grandes Discapacitados de Catalunya), la señora Patricia Carmona hizo la siguiente mención al respecto en un debate sobre el tema “La asistencia sexual es una asistencia más y no significa el echo de que haya asistencia sexual a discapacitados todo el mundo apueste por esta línea”. Respecto a los organismos políticos, el Departament de Salut de la Generalitat de Catanya, no contempla abordar este tema y legislarlo. Por parte del Gobierno de España tampoco hay ningún proyecto de ley que regularice la Asistencia Sexual a Discapacitados. 

En Catalunya, como pionera en poner el foco de atención en este tema, surgieron varias asociaciones y ONGS para regular de cierta manera el trabajo de asistentx sexual y ofrecer una educación afectiva y sexual adaptada a este colectivo. Actualmente la ONG Tandem Team Barcelona, se dedica a prestar atención a la sexualidad en la discapacidad; tanto diversidad funcional, intelectual y mental)  Su directora, la señorita Isabel, licenciada en derecho,  especializada en Derecho Penal, Compliance y Mediación. También ha trabajado en el sector de la diversidad como gerente y asesora legalmente a otras entidades sin ánimo de lucro. 

Tandem Team Barcelona es una ONG sin ánimo de lucro que asesora a familias formándolas en diversos ámbitos. También forman a tutores, profesionales y socio sanitarios. Además, imparten cursos, conferencias y realizan actividades. Las consultas puntuales están subvencionadas por la Diputació de Barcelona. 

Respecto a las personas discapacitas y el sexo, tener un grado mayor o menor de discapacidad no significa que no tener necesidades afectivas y sexuales. También hay personas no discapacitadas que sienten afecto y atracción sexual hacia personas de estas características. El tema es complicado y complejo por eso vamos a hablar de prácticas sexuales y no vamos a hacer la clásica división entre discapacitados y no discapacitados.

Sentir afecto y recibirlo es propio del ser humano, sin importar sus condiciones físicas y mentales. Por lo tanto las personas discapacitadas están limitadas sólo por su físico. El deseo es exactamente igual y el placer que obtienen como consecuencia de la actividad es exactamente igual. Entonces hay que buscar la manera que la persona con diversidad funcional disfrute de su sexualidad pero respetando sus limitaciones. Cuando hablamos de sexualidad no nos referimos solo al coito, si no a disfrutarla incluyendo sus sentidos. 

La creencia popular nos ha dicho que el ser humano tiene solo 5 sentidos pero eso no es cierto. EL ser humano disfruta de 5 sentidos y 21 sub sentidos distintos. Por lo tanto tener una discapacidad no tiene por que afectar a todos. Entonces deberíamos apostar por que las personas con discapacidad disfruten plenamente de su sexualidad. Prácticas como exploración sensorial y corporal, la masturbación, sexo con otra persona, o prácticas como el BDSM o la ejecución de fetiches pueden llegar a ser prácticas  adecuadas para ellos. O bien a solas o  bien con un Asistente Sexual. 

Respecto a la atracción afectiva y sexual de los no discapacitados por discapacitados no tendría que ser un tema tabú, tendría que promoverse las diversas formas de amar diferentes cuerpos y personas.  Existen muchos fetiches referentes a la práctica sexual con discapacitados. Los más usuales son los siguientes:

Abasiofilia. Sentir afecto o deseo sexual por personas discapacitadas. EL fetiche más de moda es sentir atracción afectiva y sexual por personas en silla de ruedas. 

Acrotomofilia. Sentir afecto o deseo sexual por personas con algún miembro amputado y también aparatos ortopédicos.  

Wanabes. Experimentan un fuerte deseo por convertirse en discapacitado, llegando a autolesionarse para producirse la amputación de un miembro. 

Pretenders. Encuentran erótico actuar como discapacitados, bien sea imitando sus movimientos o usando escayolas, yesos, sillas de ruedas, aparatos ortopédicos, etc

Por lo tanto, la sociedad tendría que tener amplias miras respecto a la sexualidad, y en vez de dificultar o negarla a discapacitados, deberían formarlos junto con la familia y la sociedad. Un documental que es súper necesario ver para entender y comprender este tema es el documenta Yes, we fuck del director Antonio Centeno del año 2015. En él se muestra la diversidad funcional. 

La sexualidad no consiste en cuerpos, si no en experimentar la sensaciones placenteras que nuestro cuerpo nos brinda para sentir el mayor de los placeres.  Te invitamos a abrir tu mente y explorar solo o en pareja de este mundo del cual muchos no saben que existe.

Secretos de Ihstar  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *