POLIAMOR EN TIEMPOS DE COVID19

Estamos viviendo una época oscura para el sexo y mas para personas no monógamas desde la década de los 80 con la aparición del agente que causa el SIDA, el VIH. Descubierto por el equipo de Lux Montagnier en Francia en 1983. En aquel momento la solución era relativamente fácil, el uso del preservativo y barreras orales, dental dam. 

Actualmente la solución no es nada fácil, pues en principio, para no correr ningún riesgo, hay que mantener una distancia de seguridad de 2 metros. ¿Cómo se practica sexo con una persona a 2 metros de distancia? La única solución son los juguetes sexuales con APP o mando a distancia

Aunque la opción de ver a tu pareja disfrutar de orgasmos increíbles gracias a cómo tu has decidido darle ese placer a través de una APP o un mando a distancia, el contacto físico es imprescindible. Entonces ¿Cuál es la solución? 

En caso de ser solterx es súper importante tener sexo sólo con el círculo mas íntimo de follamigxs. Tener sexo con esas personas de suma confianza en las cuales sabes que jamás te van a fallar o mentir y que por un simple calentón no se van a exponer a contagiarse de COVID19.  Aún así sería interesante que todo el grupo con el cual se tiene sexo de forma habitual se hicieran una PCR. 

En el caso de las personas no monógamas la situación varía según su estado sentimental y los acuerdos que tengan con respectivas parejas. A continuación proponemos una serie consejos para una vida sexual no monógama saludable en tiempos de COVID19. 

En el caso de tener una relación poliamorosa jerárquica es sumamente importante establecer unas reglas claras con la pareja o respectivas parejas y en ningún caso saltárselas, pues la salud de nuestra pareja depende directamente de nuestras decisiones. 

Cuando se decida tener sexo con otrxs, se recomienda tener sexo sólo con personas muy próximas a la pareja, personas que conozcamos bien tanto a nivel emocional como sexo afectivo. Recomendamos que se escojan a  las personas más responsables, sexualmente hablando, y sobretodo que esté en un buen momento emocional, dado que las crisis emocionales llevan a las personas a cometer actos más impulsivos incluido tener sexo con personas alternas y a veces sin las medidas de protección sanitarias adecuadas. Es importante crear un vínculo de lealtad y responsabilidad, hacerse la PCR correspondiente y tener comunicación clara y libre de prejuicios.  Todos los integrantes tienen que sentirse libres de expresar sus necesidades y sus emociones, es fundamental para demostrar a los demás que se puede ser no monógamo y responsable. 

En el caso de tener una relación anárquica la cosa se complica un poco más. Dentro de las relaciones anárquicas se incluyen relaciones abiertas, swinguers, relaciones open mine (no son abiertas pero se permite algún escarceo muy puntual, bien por necesidades específicas como fetichismos o por eventos puntuales como viajes, congresos, business travel…) ; anarquistas relacionales entre otros. En este tipo de relaciones es muy importante conocer a la persona que se va a tener sexo, compartir un momento afectivo o ambos. Hay que hablar libremente, sin tabúes ni tampoco juzgar y nuestro consejo es apostar por personas que tengan poco sexo o con personas cercanas a ellas. No es momento de exponerse a un virus que afecta de forma tan desigual, pues unx puede ser asintomáticx o acabar intubadx en una UCI. Por desgracia en esta ocasión la penicilina no nos salva como con otras ITS. 

Por lo tanto, prácticas como asistir a clubes swinguers, saunas, discotecas, lugares de cruising, sex shops con dark room, moteles, prostíbulos, clubes de sexo, chills en domicilios privados entre otros, se consideran actividades de alto riesgo que es mejor evitar al igual que las personas que asisten a dichos lugares. Insistimos, NO es momento de disfrutar sexualmente pase lo que pase, pues esta puta pandemia nos obliga a tener cuidado ya no sólo de nosotrxs mismxs si no que nuestros actos afectan directamente a nuestro entorno, a nuestras familias y nuestros amigos. 

Disfrutemos del sexo pero con cabeza. Vivamos las relaciones no monógamas de forma intensa pero de forma responsable, al igual que hacemos con el alcohol, las drogas y el juego. Son tiempos de amarnos mucho más, de disfrutar del sexo sin las etiquetas que la sociedad y las religiones nos han impuesto durante años. El amor y el sexo libre es maravilloso, increíble, mágico, sobretodo algo muy bonito, muy especial, que es nuestro, que tenemos derecho de experimentar si así lo decidimos y nadie nos puede juzgar por ello. Como sociedad tenemos la obligación de ser responsables y sobretodo demostrar que podemos ser espíritus libres sin ser un problema sanitario. Como comunidad NO MONOGAMA demostremos al mundo que nuestra forma de amar y de tener relaciones sexuales es válida. Que nuestra comunidad contribuye con sus prácticas responsables y seguras a un mundo mejor, a un mundo más seguro, un mundo en el cual convivir con una pandemia y un virus que es el COVID19.

 

Deja una respuesta